Son muchos los productos que se pueden sacar del cerdo, o de otros animales. Los que nos dedicamos a la venta de jamones en Salamanca sabemos que el jamón es, por méritos propios, uno de los más demandados y el preferido por muchas personas. Sin embargo, no es el único. El chorizo y el salchichón son también unos productos muy apreciados. Y requieren también de un mínimo cuidado para mantener sus propiedades organolépticas en perfectas condiciones.

También es muy importante el corte para poder disfrutar al máximo de su sabor. Por eso, si vamos a servir el salchichón en la mesa debemos cortarlo previamente en lonchas para que sean fáciles de coger. Por supuesto, no es nada recomendable juntarlo con el chorizo, ya que tiende a traspasar el sabor.

A la hora de cortar el salchichón debemos emplear un cuchillo afilado para conseguir unas finas lonchas, que se pueden deshacer en el paladar. Para empezar, es aconsejable quitar la piel del embutido. Haz una incisión en la piel alrededor del embutido y luego otra perpendicular. Tira de la piel y se separará poco a poco de la carne. Es más fácil que quitar la piel de cada loncha.

Las lonchas gruesas pueden resultar más difíciles de comer, mientras que las finas se degustan mejor. Para acompañarlas es recomendable unos trozos de pan o unos picos.

En caso de que quieras probar un buen salchichón no dudes en acercarte a Jamones Montenuevo. Trabajamos con productos ibéricos. Ofrecemos la mejor calidad a nuestros clientes y a unos precios realmente competitivos.

Como empresa dedicada a la venta de jamones en Salamanca podemos ofrecerte también un suministro regular en caso de que lo necesites para tu negocio, tanto si es una tienda como un restaurante.