En nuestra empresa de venta de jamón de bellota en Salamanca sabemos que este no tiene ni punto de comparación con el extraído de animales que han recibido otro tipo de alimentación. En este artículo repasaremos la categorización de los diferentes tipos de jamones que puedes encontrar en el mercado. Verás que en la cúspide se encuentran jamones como los nuestros: los jamones de bellota.

El jamón de bellota en Salamanca proviene de cerdos ibéricos que han sido creados en dehesa, paciendo por los campos y corriendo libremente por los campillos. Cuando los árboles arrojan sus frutos en la época correspondiente, los cerdos aprovechan para alimentarse de un auténtico manjar para ellos: la bellota.

La alimentación a base de bellota consigue en los animales los mejores jamones: sabrosos y, al mismo tiempo, saludables. La bellota es un fruto con una alta carga energética. Contiene ácido oleico en altas proporciones. Este ácido ayuda a mantener el peso corporal en equilibrio constante, lo que tiene una repercusión muy positiva sobre la salud del animal y los productos obtenidos de él.

Por otra parte, el jamón de cebo es aquel que se ha obtenido de un animal alimentado, básicamente, con piensos y cereales. Son jamones de menos calidad de los de bellota.

Por último, los jamones de recebo son aquellos extraídos de cerdos que han sido alimentados de manera mixta, combinando diferentes tipos de alimentaciones. Se podría decir que son de una calidad un tanto superior a los de cebo, pero tampoco se acercan a la de los jamones de bellota.

Contacta con Jamones Montenuevo, S.L. si deseas disfrutar de auténticos jamones de bellota.