Algunas personas todavía desconocen que, tras comprar jamón ibérico en Salamanca, guardar envasados las lonchas de jamón es la mejor opción antes que dejarlas congeladas para que se mantengan en buenas condiciones. Durante su manipulación y conservación es un alimento muy cuidado para evitar su deterioro, pero tras la venta es fundamental que se mantenga en buen estado.

Envasar al vacío es un breve proceso que básicamente consiste en quitar el aire de un embalaje para luego ir envasando el producto en él. Se hace para que la vida del producto se incremente, quitando el 99 % del aire de su interior, evitando que exista un deterioro y una posible aparición de agentes externos.

Si vas a comprar jamón ibérico en Salamanca lo más probable es que, si es en lonchas o en pequeños o grandes tacos, venga ya envasado, aunque cada vez más carnicerías y empresas apuestan por el envasado, que trae numerosas ventajas y beneficios. Conserva todo el sabor original, no sufre pérdidas de color por estar en contacto con el aire como le ocurre a los no envasados y la textura está completamente como el primer día.

Los beneficios de envasar el jamón, entre otros, son la completa ausencia de quemaduras provocadas por el hielo o, por ejemplo, el aumento del tiempo de conservación, que multiplica por cinco al del resto de alternativas. Además, no se perderá el peso del jamón al no deshidratarse.

En definitiva, el envasado es la mejor forma de conservación frente a la alternativa de congelar, por lo que no se pierden nutrientes, incrementando la calidad y la higiene y conservando todo el sabor.

En Montenuevo ofrecemos el mejor jamón de Salamanca, ya bien sea envasado o con patas con la mejor conservación que existe en el mercado para el consumidor. Todo para que llegue a donde quieras con la mejor calidad.